En una oficina, asesora en actitud de servicio atiende una llamada de quejas y reclamos, y toma nota. Atrás, asesor brinda a mujer atención personalizada

Requerimientos quejas y reclamos

Porque usted es nuestra razón de ser, estamos atentos a escucharlo y a resolver sus inquietudes, necesidades, requerimientos, quejas o reclamos.

¿Qué es un requerimiento?

Es una solicitud con alguno de los siguientes propósitos:

  1. Llevar a cabo un trámite propio de las características de un producto o servicio.
  2. Aclarar la información comercial de productos o servicios.  

¿En qué consisten las quejas y reclamos?

Son inconformidades relacionadas con un producto o servicio adquirido en la Entidad o una inconformidad en la atención recibida por parte de un colaborador del Banco. 

Proceso de atención de reclamos y requerimientos

En caso que necesite radicar un requerimiento, queja o reclamo, el Banco Caja Social pone a su disposición las siguientes opciones para que elija la que más se ajuste a su necesidad. Nos esforzamos por brindarle solución inmediata  y si no es posible le informaremos el tiempo que tomará el análisis y entrega de respuesta a su solicitud.

  • Línea Amiga: sin desplazarse de su vivienda o lugar de trabajo, puede radicar su reclamo o requerimiento por vía telefónica en nuestra línea de audio, 307 7060 en Bogotá y desde otras ciudades en la línea nacional gratuita 01 8000 910 038.
  • Oficinas: las oficinas del Banco Caja Social cuentan con cabinas de audio con conexión directa a la Línea Amiga. Adicionalmente, en caso de requerirlo, puede solicitar la asesoría del subgerente o de uno de nuestros asesores.
  • Usted también cuenta con la opción de acudir al Defensor del Consumidor Financiero (DCF), a la Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) o a los organismos de autorregulación.

Si desea consultar el procedimiento para radicación de quejas ante el Defensor del Consumidor Financiero, puede hacer clic aquí.

El incumplimiento de las normas en materia de protección al consumidor financiero, incluidas las obligaciones a cargo del DCF y de las entidades vigiladas, puede ser sancionado por la Superintendencia Financiera de Colombia - SFC.